Inicio Categorías Ayuda Carrito

Consejos para evitar infecciones con tu juguete sexual

Juguetes eroticos limpieza y higiene

HIGIENE

La limpieza y desinfección de los juguetes sexuales es fundamental para evitar que el juguete se deteriore y sobre todo, para evitar problemas de salud. Nosotros recomendamos enjuagar siempre tu juguete erótico con abundante agua tibia, evitando cualquier tipo de jabón.

¿Por qué no debemos usar jabón? Los jabones tienen compuestos muy diversos que pueden dañar el material del juguete, lo cual podría provocarte irritaciones o infecciones cuando lo uses. Lógicamente, si algún día te encuentras fuera de tu espacio habitual y necesitas guardarlo, preferimos que los limpies con un jabón de pH neutro, ya que éste es el más adecuado para nuestra piel. Tampoco pasa nada si se usa otro tipo de jabón de forma puntual. Lo que es perjudicial es usarlo con frecuencia, porque de esa forma es como pueden ocurrir las infecciones.

Lo mejor después de enjuagarlo es dejarlo secar al aire, sin frotarle con toallas o papel. Esto no es recomendable porque impregnaría el juguete de “pelusilla” del material secante, que se traspasaría del juguete a ti, con el consecuente riesgo de infección. ¡Mejor evítalo!

Otra opción muy buena es usar un desinfectante para juguetes sexuales que puedes conseguir en nuestra tienda, aquí, y que sirve para eliminar cualquier bacteria o residuo.

Como última alternativa, si vas a utilizar un juguete tanto de forma vaginal como anal, lo mejor es que lo protejas con un preservativo. Es lo mas fácil para mantenerlo siempre en perfectas condiciones.

CONSERVACIÓN

Aparte de las recomendaciones anteriores, nosotros aconsejamos no guardar tu juguete erótico directamente en el envase original, ya que no es el más higiénico. Mejor utiliza una bolsita hermética de esas que venden los supermercados para guardar la comida y así lo tendrás impoluto para la próxima vez.

Otro factor importante a tener en cuenta, es que si tu juguete lleva pilas, quítaselas cuando no lo utilices o dale la vuelta a una de ellas, así evitarás que se agoten, o peor, que se sulfaten y deterioren a tu amigo.

Esperamos que nuestros consejos te hayan ayudado.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.